¿Cuál es la mejor elección de CMS para mi ecommerce?

Cada día hay más plataformas y CMS para crear un ecommerce pero, ¿cuál elegir?

No es nada fácil. De hecho es muy probable que si preguntas a alguien, ya sea una agencia digital especializada en ecommerce o un freelance, recibas respuestas muy variadas. Y eso puede despistarte todavía más.

Y es que las personas tendemos a recomendar lo que conocemos o lo que sabemos usar bien, y ese es un sesgo que puede llevarnos a una mala elección.

¿Porqué debo pensar muy bien qué plataforma de ecommerce elegir?

Normalmente suelen pasar dos cosas. O que pensamos tanto que nunca nos lanzamos, o que nos lanzamos sin pensar, no dejando lugar al punto medio.

Montar un ecommerce o tienda de venta online puede parecer labor sencilla y a priori más barata que montar un negocio físico, pero la verdad es que, aunque es cierto que se eliminan barreras de entrada, lo difícil con el ecommerce viene siendo el mantenerse.

Dicho más claro: tener una tienda de venta online es fácil, lo complicado es que sea rentable y se sostenga en el tiempo.

Y una de las cosas que debemos hacer tras crear nuestro (aunque sea pequeño resumido) plan de negocio, es valorar muy bien cuál es la mejor opción tecnológica para montar nuestra tienda de venta online.

Es una decisión que habitualmente se toma a la ligera y va a marcar el desarrollo a corto y medio plazo de tu negocio y probablemente tenga impacto a futuro.

Por ejemplo, no todos los CMS son adecuados si queremos trabajar una estrategia SEO de captación de tráfico y tendremos que tener en cuenta una serie de cosas que en un negocio completamente basado en paid media no haría falta. Y viceversa.

¿Qué significa CMS?

Si no lo sabes, CMS significa exactamente Content Management System o «Sistema de Gestión de Contenido» y es el nombre que reciben plataformas de creación y gestión web.

Algunos ejemplos muy conocidos serían WordPress, Magento o Prestashop, por citar tres de las más conocidas y con más recorrido.

Hace unos años hay alternativas con modelos de negocio de tipo SaaS (Software as a Service) como Shopify que están pegando fuerte y ganando mucha cuota de marcado por su facilidad de uso y algunas ventajas (e inconvenientes ) que luego comentaremos 🙂

¿Qué preguntas hacerme para elegir la mejor plataforma para ecommerce?

Para no equivocarnos, nos harenmos algunas preguntas para entender las limitaciones que deberíamos tener en cuenta.

Cada uno de los CMS u opciones que existen para montar un ecommerce como Shopify, Prestashop, Magento, Woocommerce, etc. tienen sus ventajas e inconvenientes.

Vamos por ello a pensar primero en lo que necesitamos y así sentaremos la base de un buen criterio criterio escoger.

Preguntas para elegir correctamente CMS para tu tienda online

Estas son las preguntas básicas que te lanzamos para que evalúes antes de elegir plataforma:

  • ¿Cómo de amplio será el catálogo del ecommerce?
  • ¿Cuántas variantes tendremos en la tienda online?
  • ¿En qué fase está el negocio?
  • ¿Qué conocimientos técnicos tenemos?
  • ¿Tenemos algún CRM o ERP?
  • ¿Dónde vamos a vender?
  • ¿Dónde está y cómo vamos a gestionar el stock?
  • ¿Qué canales de captación vamos a emplear?

¿Cómo de amplio será el catálogo de la tienda online?

No solo se trata de entender cuántos artículos tendremos una vez abierta la tienda, sino de plantearnos si a medio plazo creemos que crecerá mucho o no.

No importa si no sabemos si serán 20 ó 30 productos, pero sí es relevante si van a ser 300 ó 400 o pasarán de 4.000.

Como ves, no es un numero exacto, pero sí entender cómo de amplio será. Algunos de los CMS están pensados para manejar grandísimas cantidades

Mis productos ¿tienen muchas variantes o atributos diferentes que multiplican sus opciones?

Es importante entender que la gestión de artículos es uno de los puntos que puede poner en jaque el rendimiento de una plataforma de venta online.

Por eso, no es sólo el numero de artículos que tenemos, sino cuántas variantes se generan. Por ejemplo, si vendemos camisetas, tendremos de manga corta, manga larga, tallas S,M,L,XL y además varios colores por talla.

Así que lo que considerábamos un solo producto podría haberse convertido en más de 60 variantes que un usuario podría elegir.

Eso es «peso muerto» de gestión para el sistema, la base de datos y el servidor.

¿Cuál es la fase en la que se encuentra mi negocio?

No es lo mismo si queremos hacer una prueba rápida de concepto con un par de campañas en social media o adwords, que si estamos trabajando en un proyecto ya validado o en el que confiamos plenamente y apostamos al largo plazo.

Si el negocio no está validado y queremos iterar rápido, iremos a la opción más rápida y económica frente a opciones que requieran inversión y desarrollo de alto nivel par rodar.

¿Qué conocimientos tenemos desde el equipo para gestionar uno u otro CMS?

Es verdad que para elegir CMS para ecommerce debemos pensar en ventajas e inconvenientes, pero nuestros recursos también son un buen argumento.

En un momento en el que estemos dudando entre dos opciones válidas, el contar con experiencia manejando una de las dos, nos puede ubicar en una posición de ventaja para elegir esta opción frente a otro CMS:

¿Tengo algún CRM o ERP que deba conectar con el sistema para poder manejar los flujos comerciales y de clientes del negocio?

Esta pregunta muchas veces se escapa en el comienzo, y es que a veces es algo que ni si quiera nos hemos planteado porque estamos empezando.

No pasa nada si no lo has hecho. Además, la mayoría de los CRM/ERP del mercado tienen integraciones con los principales CMS o se pueden conectar vía API.

Pero si estuviéramos entre dos opciones y una de las dos tiene una integración desarrollada y fiable para conectarse con nuestro ecommerce, pues es un buen argumento que puede evitar algunos quebraderos de cabeza.

¿Estamos pensando vender en un solo país o en varios?

Es muy normal empezar por una país para luego ir tratando de crecer y escalar el negocio en diferentes países, pero debes saber que no todos los CMS para ecommerce están bien preparados para ello.

Incluso aunque veas que existen APPs , módulo so plugins desarrollados a tal efecto, la gestión no es siempre la deseada.

De hecho, podrías encontrarte con problemas de que para generar una web para venta en diferentes países con, por ejemplo Shopify, lo que el propio Shopify recomienda sea tener una tienda por país.

Parece genial, pero si el stock es el mismo, tendrás que gestionar dos webs sin motivo. O pelearte con alguna de las apps de idiomas que existen en contra de lo que la propia plataforma recomienda en su documentación.

¿Dónde y cómo gestionaremos el stock?

Ya se desprendía de la cuestión anterior, pero esta pregunta es importante también por las diferencias en legislación entre países, especialmente en algunos productos.

Por ejemplo alimentación, telecomunicaciones o sector farmacéutico… puede que provoquen necesidades muy concretas a tener en cuenta para elegir CMS para tu ecommerce.

¿Qué canales y estrategias vamos a emplear para captar tráfico para nuestro ecommerce?

No todas las plataformas y CMS para ecommerce tienen las mismas capacidades.

Por ejemplo, de cara a SEO encontraremos que con Shopify tendremos muchos problemas.

A pesar de los avances en los últimos años en este camino, la plataforma no se caracteriza precisamente por sus altas posibilidades en este tipo de canales, donde Prestashop, Magento o WordPress ganan por goleada.

En cambio, en proyectos muy apoyados en campañas de pago o redes sociales, Shopify es una solución muy ventajosa y muy bien integrada.

Imagina iniciar negocio en un nicho y gastar en crear un Shopify y que luego, para trabajar SEO tengas que hacerlo con un blog aparte en WordPress por ejemplo.

No sería la primera vez, pero a lo mejor quieres tenerlo en cuenta antes de decidirte.

Como ves, las preguntas para elegir CMS para ecommerce están muy relacionadas con el negocio en cuestión y es importante responderlas para que la elección encaje lo mejor posible con las necesidades.

Principales CMS para ecommerce del mercado

A medida que madura y crece el sector del ecommerce, aumentan las plataformas y CMS que se pueden elegir. De hecho hay decenas de opciones, cada una con sus pros y contras.

Entre las plataformas de ecommerce más conocidas o empleadas podemos citar:

  • Prestashop
  • Opencart
  • WooCommerce (WordPress)
  • Magento
  • Shopify
  • OsCommerce
  • O incluso Wix o Squarespace

Hay muchas más, que además manejan cuotas de mercado muy altas, pero nosotros nos vamos a centrar en cuatro de ellas.

Inicialmente descartaremos Squarespace o Wix.

Son sistemas cerrados en los que encontraremos bastantes limitaciones y salvo tiendas muy sencillas que no busquen más que validar negocio, seguramente se nos quedarán algo cortos, aunque haya excepciones.

Mención negativa a Wix, que es muy amigable para el usuario que no conoce nada, pero terror de los profesionales del sector.

Esto es así por su poca capacidad de seguir estándares SEO, o nulas opciones de personalización fuera de las opciones que ofrece la propia plataforma.

Por ello nos vamos a centrar en este orden en Shopify, WooCommerce, Prestashop y Magento.

Shopify

Shopify es una plataforma que vende su servicio en un modelo de SaaS. Es decir, nosotros pagamos y Shopify nos da a acceso a todas sus funcionalidades mientras pagamos el servicio.

En este caso, Shopi es un sistema cerrado que no se puede manipular salvo en la superficie, creando algunas APPs o themes compatibles.

Principales ventajas de Shoppify

Probablemente sea una buenísima opción para ecommerces que basen su captación en redes sociales, paid media o afiliación.

Shopify está muy bien conectado a las diferentes herramientas desde su propio panel de control.

También es una gran alternativa para lanzar y testar un negocio online.

Con poca inversión no más allá de 180$ que cuesta una plantilla (si es que no queremos usar alguna de las gratuitas) y pocos conocimientos, la propia plataforma te va guiando.

Así, aunque no controles mucho, te irá dando pautas para que dejes todo configurado correctamente.

Otra ventaja es que tiene una API muy potente que cuenta con multitud de integraciones.

Es muy escalable porque funciona con cierta agilidad, pero como inconvenientes podremos encontrar que para verdaderamente sacar todo su potencial y poder meter mano a algunas funcionalidades necesitarás pagar la versión «Shopify Plus» que no es nada barata y que aún así, no da toda la libertad de otro tipo de instalaciones, 100% customizables.

Con Shopify nos olvidamos de tener que contratar un servidor aparte o de hacer instalaciones o problemas con actualizaciones y disponibilidad. Para que veas hasta qué punto, desde que en Bisiesto trabajamos con Shopify hace más de tres años no se ha caído más que un par de veces.

Debes tener en cuenta estos puntos, que pueden ser una pega

Ahora… si el ecommerce que vas a lanzar debe tener fuerza en la rama del SEO, Shopify no será la mejor opción. Tampoco si trabajamos múltiples mercados o queremos tener total control de lo que sucede.

Shopify cobra comisión por cada venta y además, si quiere anularte la capacidad de admitir pagos porque opina que has hecho algo mal, puede hacerlo impunemente de un día para otro, sin más explicaciones.

En resumen, perfecto para testar, para negocios muy basados en redes o afiliación y a evaluar si necesitas alguna funcionalidad muy específica, porque podrías no poder montarla.

WooCommerce

WooCommerce es un plugin muy conocido que, sumado a WordPress, lo convierte en una plataforma de venta online. Es gratuito y fácil de instalar pero requiere más conocimientos que para manejar un Shopify.

De hecho, al no ser una plataforma cerrada será necesario instalarla en un servidor y conectarla a una base de datos.

Es el precio que hay que pagar por trabajar en un CMS Open Source que cuenta con una de las mayores comunidades del mundo y que da una base muy buena para personalizar.

A tener en cuenta con WooCommerce para tu negocio online

Mucha gente lo critica porque dicen que es lento gestionando productos, pero es posible optimizar a alto nivel y, apoyado por una buena estructura de servidor, convertirse en una buena alternativa muy flexible.

Eso sí, a partir de unos 4.000 productos, el esfuerzo en optimización y servidor puede ser muy elevado y encontraremos mejores opciones.

También es factible encontrar plantillas «premium» que pueden ser útiles para lanzar un proyecto y además cuenta con miles de plugins gratuitos que complementan las funcionalidades base hasta niveles insospechados.

Pero esta que es una ventaja, puede convertirse en el mayor de los inconvenientes pues, la mayor parte de las veces, nos encontramos con webs sobre cargadas de opciones que ralentizan y plantillas muy completas pero muy pesadas que hacen de la experiencia un suplicio.

Es muy flexible, adaptable y personalizable y es posible montar multisitios con gestiones de stock y monedas separadas o unidas con mucha soltura, lo que lo hace una buena opción para gestionar tiendas internacionales.

Además, como WordPress se inició siendo una plataforma de blogging, es una de las opciones con capacidades SEO más amigable del mercado.

Críticas más habituales a WP

A nivel de seguridad siempre es muy criticado, pero la mayoría de las veces suele ser por esto que comentábamos: exceso de plugins y su instalación indiscriminada en lugar de haber usado WordPress como base para desarrollar según estándares y optimizando cada paso.

Un buen servidor seguro y atención a estos puntos será clave.

Así que es una buena opción que llamamos «Low Code» porque no requiere muchos conocimientos para una puesta en marcha básica, que cuenta con una gran comunidad y con una extensa oferta de mano de obra cualificada a un precio razonable.

Eso sí, mucho cuidado con cómo usamos esta base: huid de meter cientos de plugins y plantillas de esas «premium«.

Prestashop

Prestashop es muy utilizado en España, donde goza de una grandísima aceptación. A diferencia de WordPress, Prestashop fue concebido directamente para ser una CMS específico de ecommerce. Por ello, está muy bien preparado para esta tarea.

Beneficios de Prestashop

Además, aunque a veces hay quien se mete con sus capacidades SEO, hoy en día hay muchos sectores muy competidos que tienen en las primeras posiciones ecommerces montados con este CMS.

También requerirá estar montado sobre un servidor y ser conectado a una base de datos pero será capaz de mover stocks amplios y con muchas variaciones. Eso sí: habrás de estar pendiente del servidor y los recursos que pones a su disposición para que ruede como es debido.

Es una gran opción para ecommerces que ya mueven una cierta cifra de negocio porque tiene altas capacidades pero también una curva de aprendizaje mayor.

Una de sus ventajas es que muchos ERP y CRM tienen específicamente integración con Prestashop, lo que facilitará este punto.

Algunas desventajas de Prestashop

Por la forma en que esta programado y cómo gestionan los saltos entre versiones que a veces dejen de ser consecutivas, todo irá bien hasta que haya un problema grave, no suele tener punto medio.

Y aquí tiene uno de sus puntos débiles, y es que no es fácil encontrar profesionales que verdaderamente sepan lo que hacen en Prestashop porque los hay especializados en unas versionas y no en otras, o con precios un poco más altos por su alta demanda y menor disponibilidad.

Es cierto que para ponerlo a funcionar no es necesario tener grandes conocimientos pero en el momento en el que lo trabajemos de forma profesional será imprescindible contar con apoyo de una agencia especializada en Prestashop o conocimientos muy específicos.

A nivel de módulos, cuenta con grandes opciones, aunque es cierto que es más habitual que sean de pago tal como pasa en Shopify o Magento.

Está bien preparado para la venta multi-idioma y multi-divisa, aunque tiene algunas carencias complejas en gestiones de stock muy determinadas.

Magento

Por último, vamos con Magento. Habrás visto que el orden que hemos empleado es de menos complejo a más, y de manos complicaciones a mayores, pero tambiñen a mayor potencia.

Potencia y complejidad en Magento

Magento es una opción costosa, donde la mano de obra es especialmente escasa y de alto precio, pero será quizás una de las plataformas más potentes del mercado.

Requiere un buen despliegue de recursos a nivel de servidor, pero diremos que puede con prácticamente con cualquier cosa. Miles de variantes, productos, posibilidades, gestión multiidioma y de diferentes divisas…

Lo único es que es, debido a su gran potencia, un sistema muy pesado que requiere mucho expertise para su optimización y recursos económicos.

Desde luego no es apto para negocios emergentes ni para pruebas de modelo, de hecho, no será adecuado en casi ningún caso salvo en contextos de grandes catálogos y negocios online muy maduros, donde realmente sí podrá marcar la diferencia.

Magento también es uno de esos CMS de ecommerce que se pueden encontrar en el top 5 de los mercados más competidos ¡por algo será!

Quizás, uno de sus pegas más fuertes es que, al ser un sistema tan poderoso pero también tan costoso, hay compañías que cuando llegan a este punto, prefieren desarrollar su propio CMS de ecomerce.

Elegir CMS para tu ecommerce

Esperamos haberte ayudado a tener una mejor visión sobre el tipo de argumentos que hace falta preguntarse a la hora de elegir el mejor CMS para montar un ecommerce.

Además, sería genial si hemos contribuido a despejar dudas sobre estos cuatro grandes; Shopify, WooCommerce, Prestashop o Magento, sin olvidar la opción de montar un proyecto completamente a medida.

Y no puede falta, la cuña comercial 🙂

Y es que en Bisiesto somos expertos en diseño y desarrollo de ecommerces, así como en mejorar y optimizar este tipo de plataformas.

De hecho, pensamos primero en cómo analizar el negocio para poder elegir la mejor plataforma que mejor se adapte, tal como debe hacerse.

Digamos que a la hora de elegir CMS para montar un negocio de venta online, no hay mejores o peores opciones a nivel global.

Lo que ocurrirá es que habrá algunas que tengamos que descartar porque aunque sean increíbles, no cubran nuestras necesidades y todo lo contrario.

Si quieres que te echemos una mano con este tema o te apetece comentar alguna duda, no te cortes y contáctanos. Te ayudaremos con gusto 🙂

Por cierto, te recomendamos que si te gusta el comercio online o tienes un ecommerce, seguramente te gustará leer acerca de por qué deberías trabajar CRO en tu tienda online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.