La percepción visual en el diseño: qué es y cuáles son los tipos + ejemplos.

Si alguna vez te has preguntado cuál es el criterio a seguir a la hora de elegir un tipo de diseño o estructura, o qué disposición de elementos y contenido es más óptima para tu web, sigue leyendo que esto te interesa.

Venimos a desvelarte el truco del almendruco y es que los diseñadores tenemos las claves y herramientas necesarias para saber cómo atraer vuestra atención. Que ¿cómo lo hacemos? muy fácil, apelando a uno de los conceptos básicos que todo diseñador debe conocer: la percepción visual.

Estamos seguros que en algún momento has oído hablar de ella, pero por si acaso, te contamos qué es. La percepción visual se trata de cómo procesamos, interpretamos y organizamos la información visual que nos rodea. No es solo lo que vemos sino también cómo nuestra mente procesa y activa ciertas palancas o mecanismos  que hace que nuestro cerebro elija una opción frente a otras a la hora de tomar decisiones. Podríamos decir que tenemos el power 😜

Ahora que te hemos contado de forma general en qué consiste, vamos al meollo de la cuestión.

Tipos de Percepción Visual

Psicología de la Gestalt

Se centra en la forma en la que el cerebro organiza elementos visuales en patrones significativos.

En los diseños de UI aplicamos estos principios para ayudarnos a crear interfaces intuitivas y agradables visualmente.

Estos son:

  • Proximidad: los elementos que están cerca uno del otro se perciben como un grupo o una unidad. Este principio es crucial para organizar la información y crear jerarquías visuales.
  • Similitud: los elementos similares tienden a agruparse, ya sea por color, forma o tamaño. Esto es importante para poder darle una cohesión visual y transmisión efectiva de información.
  • Cierre: generalmente nuestro cerebro tiende a aquellas formas incompletas que aparecen, por ello al presentar elementos parcialmente completados, podemos sugerir formas completas, permitiendo una experiencia visual más fluida.
  • Continuidad: debemos saber que nuestra mente prefiere percibir líneas y patrones continuos en lugar de interrupciones. Este principio es el que hace referencia a la atención a través del diseño de interfaces y composiciones visuales.
  • Figura y fondo: nuestra mente organiza automáticamente la información visual en figuras y fondos, por ello, destacar elementos clave y minimizar distracciones es esencial para una comunicación clara.

Percepción del Color

El color nos afecta y mucho, y eso los diseñadores gráficos lo sabemos, por eso, al realizar diseños UI lo utilizamos a nuestro favor para impactar directamente en los usuarios, de este modo crearemos composiciones atractivas e impactantes.

La forma en la que percibimos el color es:

  • Emoción y psicología. Los colores tienen asociaciones emocionales y psicológicas muy potentes, por lo que es crucial entender el significado cultural y psicológico de los colores para evocar respuestas específicas en la audiencia. Por ejemplo, el color azul tiende a transmitir al usuario calma y confianza, mientras que el rojo puede evocar emociones más intensas como la pasión o la urgencia.
  • Contraste y legibilidad. El uso adecuado del contraste es esencial para garantizar que el texto y los elementos importantes sean legibles. Además, el contraste de color también puede utilizarse para dirigir la atención hacia áreas específicas.
  • Armonía y equilibrio. Cabe destacar que la creación de paletas de colores armoniosas es un arte en sí mismo. Al trabajar este punto, los diseñadores deben considerar la rueda de colores, temperatura del color y saturación. De esta forma lograremos un equilibrio visual atractivo y coherente.
  • Accesibilidad. La percepción del color varía entre las personas, debemos tener en cuenta que algunos individuos pueden tener dificultades para distinguir ciertos colores, es lo que llamamos daltonismo. Es fundamental diseñar teniendo en cuenta la accesibilidad para garantizar que la información no se pierda para ningún segmento de la audiencia.
  • Marca e identidad. Es crucial mantener la coherencia en el uso del color para fortalecer la asociación de la marca en la mente del público, ya que los colores pueden convertirse en un distintivo visual que conecta a los espectadores con una marca específica.
  • Tendencias y contexto cultural. Las tendencias de color y las preferencias pueden cambiar con el tiempo y variar según las culturas. Así que si eres diseñador, te aconsejamos que estés siempre muy atento a las tendencias actuales y comprendas el contexto cultural al seleccionar paletas de colores para tus diseños.

Jerarquía Visual

Debemos tener claro que la organización de elementos visuales en orden de importancia, el uso de tamaño, color y posición influyen bastante en la atención del espectador.

  • Tamaño y posición. Te aconsejamos que utilices el tamaño y la posición para destacar elementos clave. Elementos más grandes o colocados en posiciones estratégicas atraen la atención primero, estableciendo una jerarquía visual clara.
  • Contraste. Juega con el contraste para resaltar elementos importantes. Esto puede ser a través del contraste de color, forma o tipografía.
  • Tipografía. La variación en el tamaño, peso y estilo de la tipografía es una herramienta poderosa para establecer jerarquía. Encabezados, subtítulos y cuerpos de texto deben diferenciarse claramente.
  • Color. Además de su impacto emocional, el color puede utilizarse para resaltar la importancia de algunos elementos. Reserva colores llamativos para elementos clave y utiliza colores más sutiles para información secundaria.
  • Espaciado. El uso inteligente del espacio ayuda a definir la relación entre los elementos. El espacio negativo puede usarse para separar y agrupar, contribuyendo a la claridad de la jerarquía visual.
  • Dirección visual. Dirige la atención del espectador a través del diseño utilizando líneas, formas o imágenes direccionales. Esto te ayudará a guiar la mirada del usuario hacia los elementos más importantes.
  • Repetición. La repetición de elementos visuales crea consistencia y ayuda a establecer un patrón visual. Utiliza elementos repetitivos para indicar continuidad y relación.

Te dejamos a continuación algunos ejemplos de marcas que tienen todo esto bastante bien estudiado:

  • Apple: la simplicidad de su diseño sigue principios de la psicología de la Gestalt, asegurando una experiencia visual armoniosa y fácil de entender.
  • Google: en este caso utiliza la jerarquía visual de manera efectiva, destacando elementos clave a través de colores y ubicaciones estratégicas.

Por lo tanto, podríamos decir que la comprensión de la percepción visual es esencial para así fortalecer y mejorar la usabilidad.

Y tú, ¿ usas alguna otra que aquí no aparezca? Te leemos en comentarios.

Si quieres saber más acerca de diseño, te dejamos por aquí otros artículos relacionados que pueden interesarte:

Y si lo que necesitas es un equipo experto en diseño, somos tu agencia 🙂

Conoce más aquí.

Bisiesto Estudio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Genial! Estás dentro. Ya te has suscrito nuestra newsletter. :)

Parece que hubo un error. ¡Inténtalo de nuevo!